logo MueveteBasket.es
logo Ideal

Plantillas    Clubs    Camisetas NBA    Zapatillas    Libros   

One to one: ¿Son los agentes necesarios en categorías semi profesionales?‏

El eterno dilema. ¿benefician o perjudican los agentes en categorías como la Liga EBA?

Tyler Sanborn
Tyler Sanborn en la presentación de su nuevo equipo
Foto: CB Bahía San Agustín
MueveteBasket.es  17/02/2011

Roberto González Moriyón: Sí.

Cuando desde MueveteBasket.es me proponen hablar sobre este tema, muchas notas sueltas llegan a mi cabeza, lo que me supone un esfuerzo extra para resumir lo máximo posible dicha reflexión.

Entiendo que el defender el rotundo “sí”, es mucho más difícil de lo que había pensado y tampoco estoy tan seguro de que la respuesta afirmativa, sea la más correcta.

Yo creo que mi postura se acerca mucho mas al: ¿Y por qué no?

Sí es cierto que la liga EBA no es una liga profesional propiamente dicha, al igual que las ligas de Primera Nacional, pero no por ello no deja de haber profesionales en dichas competiciones.

Quizás esta temporada es más difícil encontrar jugadores/técnicos que puedan percibir una cantidad semejante al actual salario mínimo interprofesional marcado por nuestros gobernantes, pero también los hay, los ha habido y los habrá, que dicho salario mínimo lo multiplican o lo han multiplicado por 2, 3 o 4… de forma habitual.

Ya no solo me refiero a jugadores, si no, que hay un amplio grupo de entrenadores, directores técnicos, directores de cantera… que bajo la disciplina de un equipo EBA (o de 1ª Nacional) trabajan a diario como cualquier empleado de cualquier otro sector, a veces a jornada completa y en otras, como complemento de su primera actividad profesional.

Lógicamente cuando hay profesionales en estas ligas, la figura del agente, representante o manager se hace habitual y porque no decir que necesaria. A partir de su trabajo, un % importante de estos profesionales consiguen un club dónde proseguir su trayectoria deportiva con garantías de acuerdo y entendimiento para todas las partes.

Como en cualquier otro campo, la necesidad, la marca el nivel de exigencia con la que se trabaje, ya bien sea un club deportivo o una entidad de cualquier índole. A más exigencia en el trabajo, mas necesidad de apoyarse en otros profesionales va a necesitar dicho colectivo o entidad y en esto, lógicamente, el baloncesto no es ajeno a ello.

Si un club decide invertir en su equipo de liga EBA, la figura de un entrenador, de un jugador, de un preparador físico o “fisio” no se discutiría si las posibilidades del club lo permiten, sin embargo, la aparición de la figura del representante ya es más controvertida, aunque dicha figura pueda ser tan profesional y necesaria, como cualquiera de los grupos anteriormente citados.

Normalmente se asocia la imagen del representante como un gasto extra innecesario, pero la realidad es muy diferente a lo que la mayoría de los aficionados y entorno de los clubes piensan.

Un agente profesional y honesto, puede ser un factor vital para un club en su crecimiento deportivo y por tanto como entidad. El agente puede ser un magnifico mediador de conflictos, un importante administrador de recursos y hasta un buen “técnico de club” si su labor se ciñe exclusivamente en facilitar a todas las partes el entendimiento y el acuerdo en la cobertura racional de sus necesidades.

La experiencia me dice que, como en todos los colectivos, hay representantes honrados y profesionales y otros que no lo son tanto. De todas maneras, la proporción de estos últimos, no difiere mucho de los malos profesionales que existen dentro de nuestro baloncesto en sus diferentes vertientes y funciones.

No quiero dejar de incidir que la liga EBA es una liga de similar nivel a las primeras ligas de otros países europeos, asiáticos o sudamericanos y que quizás sus protagonistas no deban de renunciar a los servicios de este colectivo profesional.

Cada temporada muchos jugadores y técnicos dan el salto de una liga amateur como la EBA a ligas profesionales, incluso no hace mucho dicha competición promocionó a un jugador a ser seleccionado en el mismísimo draft de la NBA.

El agente o representante, no es peor figura que un “padre-manager” cegado por su pasión paternal, que un directivo con aires de grandeza y de limitada visión deportiva/administrativa o de un entrenador de escasos recursos pero de fácil verborrea.

Lo importante es que en nuestro deporte, en nuestro Baloncesto, las cosas se hagan con pasión, con honestidad, con inteligencia y con un trabajo útil y acorde a las necesidades de cada equipo o club. Los profesionales o colectivos que participen, si la labor es buena y provechosa, no son discutibles o relevantes.


Baloncesto con P: No.

Cuando me invitaron a participar en este debate me pareció oportuno documentarme un poquito y eché un ojo a las cantidades que deben satisfacer los clubes que participan en la EBA y que me parecen bastantes altas, sobretodo porque se supone que estos equipos son en su mayor parte amateurs o al menos esa fue la filosofía con la que “aparentemente” se creó en su momento y si se sigue esta filosofía, no, los agentes no son necesarios.

La mayor parte de estos clubes están formados por jugadores de la zona, no todos por supuesto, pero sí en su mayor parte, gente que quiere practicar el baloncesto a un nivel que no es de aficionado pero que tampoco se acerca al profesionalismo y en este contexto, que es en el que se mueven la mayor parte de los jugadores, siguen sobrando los agentes.

Los agentes deportivos son como las empresas de distribución que reparten alimentos, electrodomésticos... por los establecimientos, estas empresas cobran por sus servicios encareciendo el producto que llega al consumidor, así que en una liga como la EBA en la que el 90% de los equipos o más, tienen justo el dinero necesario para acabar la temporada, los agentes también sobran porque encarecen el producto final, el jugador.

Además en la EBA seguramente los contratos con los jugadores serán mucho más sencillos que en otras categorías, sin clausulas por objetivos, ni cosas extrañas...

Si estos jugadores juegan en su mayoría al baloncesto por su pasión por este deporte, entonces, ¿porqué entre medias están los agentes por medio? ¿A alguien le interesa? ¿Es acaso obligatorio?

La verdad es que da la sensación que los jugadores se dejan a veces engañar por estas personas que además de encarecer la contratación de un jugador, se quedan con parte de lo poquito que cobran los jugadores en esta categoría, como cobro por sus servicios.

Por el interés de los clubs y de los propios jugadores, los agentes sobran en la EBA.
#1 MLOU - 17/02/2011 | 09:33:28

Creo que para los clubes es un problema porque encarece el jugador y en muchos casos se descarta solo por eso. Por otro la lado el tener un agente hace que el jugador se convierta en una puja entre varios clubes con al incertidumbre que supone eso para todas las partes. Pocos valoran realmente el proyecto deportivo por encima del económico (con todos mis respetos a muchos agentes que sí lo harán).
#2 meroqb8 - 17/02/2011 | 10:59:25

Estoy de acuerdo con Roberto: Si son necesarios muchas veces.
Al final la gente de a pie no acaba de entender la figura del agente y su trabajo, y casi siempre es visto como el tipico tiburon ávido de dinero por encima de todo y que sólo se aprovecha de jugadores y clubes...cosa que no es así, al igual que no todos los vascos son unos etarras asesinos que solo quieren la indepencia a traves del terror...
Si empezamos diciendo que la EBA es semi-pro, eso significa que dentro de ella hay profesionales...y estos profesionales, en la mayoría de los casos, que no en todos bien es cierto, necesitarán la ayuda de un agente.
Porque, hablando en términos empresariales, el agente te encuentra un "producto" que tu no encuentras (un club para un jugador o un jugador para un club), te asesora, media en caso de conflicto, resuelve muchos problemas (mas de los que la gente cree)y trata de garantizar, por ambas partes, el cumplimiento de un contrato para que ninguna de las 2 quede desprotegida (un club deja de pagar, un jugador no rinde, se planta, se larga porque sí...)...situaciones que son, por desgracia, más habituales de lo que sale en la prensa...porque no interesa, claro.
Y, evidentemente, por ese trabajo se lleva un porcentaje que suele ser de entre el 5 y el 10%...que dista mucho de los porcetajes mucho mayores que se suelen llevar los distribuidores a los que Baloncesto con P menciona...
 Debes entrar o registrarte para poder dejar un comentario.
En portada
One to one

Datos identificativos | Términos y condiciones

contacto muevetebasket | twitter

MueveteBasket.es 2004/17