logo MueveteBasket.es logo Ideal   Entrar o Registrarse
  Inicio | Competiciones | Artículos | Plantillas | Clubs | Tienda baloncesto
  
  Varios

Un nuevo método de analizar las estadísticas

Este artículo presenta un método nuevo, relacionado con las estadísticas, para valorar a los jugadores.

Fórmulas para ganar
Portada del libro
Luis Clausín  31/12/2005

Es un hecho que cada día las estadísticas son más valoradas en el mundo del baloncesto. Hace algunos años quizá no se les prestaba excesiva atención, pero hoy en día muchos equipos tienen personas encargadas de escrutar los múltiples datos, que proporcionan las hojas de los partidos, buscando respuestas. ¿Existen esas respuestas? Seguramente respuestas absolutas no ya que el baloncesto no es un deporte lineal, pero con un análisis adecuado se pueden encontrar conclusiones válidas.

A mi modo de ver, estas conclusiones son difíciles de encontrar utilizando únicamente las valoraciones tradicionales de los jugadores. El método actual no tiene en cuenta factores muy importantes como los minutos de los que dispone un jugador o el ritmo al que juega su equipo. Estos dos factores junto a un tercero, consistente en ponderar con valores diferentes cada aspecto del juego, son las diferencias que tiene el método que presento a continuación respecto al tradicional.

Para empezar pondremos un par de ejemplos donde observar la importancia del tiempo del que dispone un jugador y del ritmo al que juega su equipo.

En el primero, tenemos dos jugadores de diferentes equipos que han promediado 15 puntos de valoración (método tradicional) a lo largo de la temporada. En principio, se puede pensar que tienen el mismo rendimiento. Al mirar sus minutos de promedio, observamos que un jugador ha promediado 35 minutos mientras que el otro 25. ¿Seguimos pensando que su producción ha sido la misma? Parece lógico pensar que la actuación del segundo jugador ha sido más destacada ya que ha necesitado menos tiempo para realizar el mismo trabajo.

En esta ocasión nos fijamos en los rebotes ofensivos capturados por dos jugadores de diferentes equipos. Los dos han promediado 4. Un jugador pertenece a un equipo que juega posesiones muy largas, mientras que el conjunto del otro jugador practica un baloncesto muy rápido. Esto se traduce en que el primer equipo dispone de 55 posesiones por partido mientras que el segundo 65. Por tanto, el primer equipo dispondrá de menos lanzamientos por lo cual es más loable el trabajo de el jugador de este equipo ya que tiene menos opciones de capturar rebotes.

Una vez explicados estos dos primeros factores, tenemos en cuenta un tercero. Aunque no está demostrado, parece ser que todas las acciones del juego no tienen la misma importancia en el resultado final de un partido. Parece lógico pensar que un rebote ofensivo tiene más importancia que uno defensivo, ya que da la oportunidad de realizar un lanzamiento a canasta desde una posición cercana al aro del equipo rival. Otro aspecto importante para el resultado de los partidos parece ser las recuperaciones y las perdidas de balón.

Hasta ahora he expuesto las líneas maestras de este nuevo método. A continuación explicaré como se realizan los cálculos.

Para comenzar, calcularemos la fórmula general a la cual se le añadirán más adelante el peso de los minutos disputados por el jugador y el ritmo al que juega su equipo.

La obtención de este primer valor tiene la misma idea que el tradicional, sólo con la diferencia que cada acción tiene una ponderación diferente, dependiendo de su importancia en el juego.

a = (Puntos - Tiros de campo fallados - tiros libres fallados + (0´8 * Rebotes ofensivos) + (0´4 * Rebotes defensivos) + (0´7 * Asistencias) + (1´8 * recuperaciones) - (1´8 * perdidas) + (0,5 * tapones realizados) - (0,5 * tapones recibidos) + (faltas recibidas) - (0´5 * faltas cometidas)

Está fórmula es muy parecida a la del Total Performance Rating (TPR)*. La idea es la misma idea que la del TPR, pero hay variaciones en las ponderaciones.

Para completar nuestra fórmula, necesitamos saber los minutos que ha dispuesto el jugador que queremos analizar y obtener el ritmo al que juega su equipo. Los minutos de juego del jugador los sacamos directamente de las estadísticas individuales de los partidos, mientras que para el ritmo de juego necesitaremos las estadísticas acumuladas del equipo. Una vez que disponemos de estos datos, calcularemos el ritmo al que juega el equipo con la siguiente fórmula:

ritmo = Tiros de campo intentados + (Tiros libres intentados * 0´44) + Pérdidas - Rebotes ofensivos

El 0´44 es debido a que una posesión nueva no se genera a raíz de un número determinado de tiros libres. Pueden ser uno, dos, tres o más si son producto de técnicas.

De esta forma tendremos las posesiones de las que ha dispuesto un equipo a lo largo del periodo de tiempo que queremos analizar (generalmente será de una temporada). Ahora calculamos las posesiones por minuto del que dispone un equipo, dividiendo el número de posesiones entre los minutos disputados por el equipo.

A continuación multiplicamos el ritmo/min del equipo, que acabamos de calcular, por el número de minutos disputados por el jugador, y obtendremos el valor aproximado del número de posesiones en las que ha estado involucrado el jugador.

b = ritmo/min * minutos disputados por el jugador

Finalmente operamos con los dos valores obtenidos hasta ahora.

potencial = (a/b) * 100 Multiplicamos por 100 para obtener números más cómodos y con menos decimales.

El valor obtenido, al que llamamos potencial porque intenta medir la capacidad de producción de un jugador, pretende ser una herramienta más para poder valorar el rendimiento de los jugadores. Nunca se puede tomar como valor único para realizar dicha valoración, pero si puede ser un indicativo interesante.

* Más información en "Fórmulas para ganar. La revolución estadística del basket"
 
Comentarios

#2 Anónimo - 30/11/2010 | 17:33:15 - Informar acerca de comentario inapropiado
 Potencial negativo puede darse¿?¿?

#1 Anónimo - 30/11/2010 | 16:17:16 - Informar acerca de comentario inapropiado
 Los tapones recibidos cuentan sólo como tapones recibidos, ¿o también como tiro fallado?

 Debes entrar o registrarte para poder dejar un comentario.
 
En portada
Arvydas Sabonis, el zar lituano (por Antonio Gil)
Chus Herrero y Arturo Medela: "UCB partía con una mentalidad ambiciosa"
Once anillos (Phil Jackson)
Varios
Filipy: "Me encanta crear cosas de la nada"
Baloncesto Stats: juega, mejora y gana
PEAK llega a España con el objetivo de posicionarse como marca de referencia


rss facebook twitter youtube

MueveteBasket.es 2004/14

contacto muevetebasket