logo MueveteBasket.es logo Ideal twitter

Plantillas    Estadística    Rankings    Camisetas NBA    Zapatillas    Libros   

Formar compitiendo, competir formando (I): la programación

Josep Maria Berrocal describe la planificación del junior campeón de España la temporada 2006-07. En este capítulo: programación anual, mensual, semanal y diaria.

Josep Maria Berrocal Barcelona
Josep Maria Berrocal da instrucciones a sus jugadores
Josep Maria Berrocal 11/07/2008

Introducción MueveteBasket.es (por David Vidal):
La ceguera parcial del espectador puede ser la condena absoluta para un entrenador o la alabanza máxima a su trabajo. El nivel de conocimientos que, por lo general, disponemos del trabajo diario de un equipo acostumbra a ser insuficiente para valorar el trabajo de un cuerpo técnico y el sentido global de sus actuaciones.

Pero no podemos ser contrarios a nuestra naturaleza. Valoramos exactamente aquello que vemos, guiándonos por los teoremas que rigen nuestra ideología baloncestística. En la acusación o loa al entrenador, por tanto, hay una dosis de desconocimiento enmarcado en la pasión por el basket, en la ideología superficial que trasluce el juego de todo equipo.

Este artículo de Josep Maria Berrocal, actual segundo entrenador del primer equipo del FC Barcelona y entrenador del junior del Barça en la temporada 2006-07, pretende acercarnos a ese camino. Poner a disposición del lector la planificación del equipo es a la vez, un ejercicio de educación del aficionado y otro de camaradería con el entrenador, al compartir los conocimientos que estructuraron el juego de un equipo campeón de España de su categoría.

En el tradicional juego de corsés que rige a la cantera azulgrana, esa temporada mostró la leve impresión de ser un suspiro, aire que hacía languidecer las bridas que atenazan a los jugadores, bajo disfraz de inevitables rigores tácticos.

En un equipo que deja para el futuro próximo los nombres de Alejandro Hernández, Dani Pérez, Michel Diouff y Xavi Rabaseda se empezó la temporada con el recuerdo del desastre de la anterior. El anualmente candidato al título en toda categoría que se preste ni siquiera acudió a la Fase Intersector, tras quedar último en la Final a Cuatro de Catalunya. Un año después, la 2006-2007, campeones de España tras derrotar en la final al Caja San Fernando, y sin el concurso de Mamadou Samb uno de los, por entonces, jugadores más dominantes de la categoría –que ya jugaba en Liga EBA con el CB Esplugues-.

Los entresijos de ese equipo campeón pueden leerse en este artículo de Berrocal, al que los suscriptores de la revista ‘Clínic’ que edita la Asociación de Entrenadores Españoles de Baloncesto ya han tenido acceso.

En esta primera (de tres) entregas, accedemos a las distintas programaciones –anual, mensual, semanal y diaria– que debe afrontar todo entrenador de élite en pos de la formación y del éxito en la competición, el que pretende ser leitmotiv de este artículo técnico.

Introducción:
Agradezco la invitación a explicar en qué ha consistido el trabajo realizado con el equipo Júnior del FC Barcelona, durante la temporada 2006-2007. Como los conocimientos y experiencias son para compartirlos con todos los interesados, procuraré dar toda la información posible. Gracias a nuestros esfuerzos y lo que aprendemos de los demás, vamos creciendo día a día y construimos nuestra propia filosofía y métodos de trabajo.

En los nueve meses de la temporada, hemos intentado crecer y mejorar en todos los aspectos técnicos, físicos, tácticos, sociales y psicológicos (emociones). Todos son importantes, pero destacaría los dos últimos, porque son determinantes para el éxito de las jóvenes promesas, como personas y como deportistas. Para ilustrar mis palabras, citaré el ejemplo de Mario Bruno Fernández (Gran Canaria, ACB), jugador tenaz, persistente, con objetivos personales muy claros, con gran fuerza mental y confianza en sí mismo.

Seguro que la mayoría de las informaciones de estas páginas, es conocida por todos vosotros, pero confío que le sirvan a alguien. Los entrenadores saben que repetir exactamente lo que otros hacen no es suficiente para conseguir los mismos resultados. La manera particular de entrenar, trabajar o jugar, el "cómo hacerlo" marca las diferencias entre jugadores, equipos y entrenadores.

Cuando me encomendaron el proyecto del equipo Júnior del FC Barcelona, mi mayor preocupación fue conseguir un trabajo "integral", interrelacionando los factores del juego y la formación del jugador. Conseguir en parte ese difícil reto ha hecho posible el éxito individual y colectivo de nuestro equipo.

Ser júnior no es un punto de llegada sino de partida y, aunque algunos afirman que "los genios deportivos" llegan a pesar de los entrenadores, el resto de jóvenes, que son mayoría, necesitan que les preparemos para que cada uno aproveche sus oportunidades.

Ha sido una buena experiencia y agradezco a quienes me han ayudado a lo largo de la temporada, en especial a los jugadores, que han hecho un gran trabajo, con el premio añadido de ganar el Campeonato de España.

Gracias a todos: Alex Hernández, Dani Pérez, Marc Cuesta, Agustí Morales, Koka Tomaradze, Edu Martínez, Xavi Rabaseda, Albert Durban, Albert Fontanals, Miquel Prat, Oscar Raya y Michel Diouff. Un agradecimiento especial para aquellos que jugando poco siempre estuvieron positivos y ayudando al equipo.


En el trabajo encontraréis los siguientes apartados:

- La programación anual, mensual, semanal y diaria (las sesiones o entrenamientos).
- Las reuniones (la motivación, el trabajo en equipo, los valores, el análisis del juego, el análisis de vídeos, gráficos y otros recursos).
- Los partidos.
- El ataque.
- La defensa.
- Los ejercicios y las tareas.
- Conclusiones.


1) La programación anual:
- Inicio de temporada: 23 de Agosto.
- Final de temporada: 20 de Mayo (final del Campeonato de España).
- Programación (de finales de Agosto a mediados de Diciembre): 5 macro ciclos que coincidían con los 5 primeros meses (Agosto, Septiembre, Octubre, Noviembre y Diciembre).
- De Diciembre a Mayo: Programar mes a mes hasta el Campeonato de España.
- Pretemporada (macro ciclo de Agosto): 15 días repartidos en 3 semanas con dobles sesiones de entrenamiento. Entrenábamos en pista dos veces al día (mañana y tarde) y trabajábamos una vez al día la preparación física (mañana o tarde).
- Programación estándar semanal (a partir de la cuarta semana, 2º macro ciclo): 5 días de práctica deportiva (4 entrenamientos y un partido).
- Tiempo de práctica de baloncesto semanal: 6 horas *(4 entrenamientos de 90 minutos).
* Un día a la semana intentábamos tener 105 minutos.
- Dos veces al mes (un día cada dos semanas) una hora de trabajo específico con los seis jugadores becados.
- La preparación física: Dos grandes ciclos, el 1º acumulativo (de pretemporada hasta navidad) con dos días dedicados a la fuerza (aumento de la masa muscular) y dos días dedicados a la resistencia (todas sus manifestaciones). El 2º ciclo de transformación de las adaptaciones creadas en el 1º, con dos entrenamientos de fuerza y uno de resistencia. Al final de esta 2ª fase teníamos una corta 3ª fase de realización trabajando de manera específica sólo dos días a la semana.
- Conclusión: Poco tiempo para la práctica del baloncesto y conseguir los objetivos individuales y colectivos previstos.
- Soluciones: Para aprovechar al máximo el tiempo disponible, fue imprescindible hacer una buena programación y realizar el trabajo de forma "integral".


2) La programación mensual:
- 1º) Estudiar el calendario del mes y calcular el tiempo disponible de pista.
- 2º) Asignar el tiempo mensual dedicado a cada contenido.
- 3º) Concretar el tiempo semanal dedicado a esos contenidos.
- Podemos trabajar los diferentes contenidos por separado o combinarlos entre sí.
- Tenemos cuatro grandes bloques de contenidos (A, B, C, D) fáciles de trabajar conjuntamente.
- Los bloques C y B se combinan muchas veces entre sí. Un ejemplo: 3x3, 4x4 o 5x5 trabajando una situación defensiva (indirectos, líneas de pase, etc.) y salida en contraataque con balance defensivo.
- Los bloques C y D se combinan muchas veces entre sí. Un ejemplo: 5x5 en defensa zonal 2-3 y jugar situaciones de pick’n’roll en el otro campo.



3) La programación semanal:
- Cinco días de práctica deportiva *: Cuatro entrenamientos y un partido.
* (Mínimo una vez al mes jugábamos un partido amistoso contra un equipo senior).
- Dos días de descanso (alternativos) a la semana.
- No más de cuatro días de trabajo seguidos con un máximo de tres entrenamientos.
- Un entrenamiento como mínimo y tres como máximo antes del partido.
- Intentamos descansar el día posterior al partido.
- Entrenando sábado y jugando domingo el jugador tiene dos días de descanso entre semana para estudiar.
- 90 minutos de entrenamiento en pista (105 minutos los viernes o sábados).
- Prevenir las situaciones imprevistas. No hay que esperar a que sucedan. ¿Un ejemplo? Saber atacar una zona, una presión, defender un tipo de bloqueo, etc. No esperar a encontrarnos esas situaciones en los partidos, trabajarlas antes en los entrenamientos.

* En un equipo de estas características, apuesto por sesiones de dos horas en pista y, en algunas semanas, cinco días de entrenamiento junto con la preparación física. Los becados deberían hacer un trabajo individualizado unos tres días por semana, coordinado con los estudios y controlando la acumulación de fatiga.



4) Programación diaria (la sesión o entrenamiento):
- En cada entrenamiento marcamos 3 objetivos a conseguir: ofensivo, defensivo y general.
- Hacemos entrenamientos cortos e intensos, trabajando bastantes contenidos con diferentes tareas o ejercicios. Los ejercicios para la técnica individual y las tareas para la táctica (toma de decisiones). No solemos realizar un mismo ejercicio o tarea más de 10 minutos. También utilizamos juegos.
- Aplicamos una práctica distribuida, trabajando los mismos contenidos durante toda la temporada. Es preferible trabajar el mismo contenido 10 minutos durante 3 días a la semana, que 30 minutos en una sola sesión.
- El baloncesto es un deporte muy dinámico. Nuestros entrenamientos intentan ayudar al jugador a reaccionar y adaptarse rápidamente a los continuos cambios que suceden en un partido.
- No es conveniente perder mucho tiempo explicando los ejercicios y las tareas. El repertorio es variado y relativamente amplio, pero no lo cambiamos continuamente. Preferimos ir complicando, ampliando y mejorando los mismos ejercicios/tareas dentro de un repertorio más reducido.
- El calentamiento y los estiramientos se suelen hacer fuera de pista, ganando minutos para el trabajo en pista.
- De acuerdo con la programación semanal, preparo las sesiones a mano el mismo día para evitar sorpresas de última hora (enfermedades, lesiones e imprevistos). Entrego fotocopias a los ayudantes.
- Antes del entrenamiento en pista solemos trabajar la preparación física, los jugadores se vendan y un par de días a la semana hacemos una reunión de unos 15 minutos.



Este artículo ha sido publicado en la revista ‘Clinic’ que publica la Asociación Española de Entrenadores de Baloncesto (AEEB).

Este artículo forma parte de nuestra sección de análisis "Datos a fondo", los cuales se publican el último miércoles del mes. Para no perderte ninguno síguenos en Twitter, Facebook o a través de nuestro RSS.

También puedes ayudarnos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de gente. Sólo tienes que hacer un clic en los iconos de abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchas gracias!

twitter facebook
Entrenador baloncesto

Aviso legal, política de cookies y de privacidad

contacto muevetebasket | twitter | twitter MueveteBasket.es 2004/19

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo? aquí