logo MueveteBasket.es logo Ideal twitter

Plantillas    Estadística    Rankings    Camisetas NBA    Zapatillas    Libros   

One to one: ¿Ha llegado la hora de que la Liga ACB cambie su modelo de competición?

Parece ser que la Liga ACB está barajando seriamente la posibilidad de realizar cambios profundos en su competición.

ACB
ACB
MueveteBasket.es 25/02/2011

Pedro Ferna: Si.

En primer lugar mi opinión, subjetiva como no y muy simplificada, del hoy en día de la ACB:

- Existe una gran desigualdad del potencial deportivo de los equipos de la ACB, con casi todas las temporadas una media docena intentando eludir el descenso, y que pierden la inmensa mayoría de los partidos que juegan contra los primeros de la competición.

- Una larga liga durante la cual los equipos de la cabeza de la tabla se ganan el derecho a jugar el play off ¿por el título? (tan solo 2-3 equipos aspiran al título, para que engañarse).

- A los espectadores de cualquier deporte en general les gusta ver ganar a su equipo y los pabellones de los principales equipos de la liga ACB tan solo tienen buenas raciones de espectadores cuando se juegan algo importante y en el caso de los llamados modestos, cuando tienen por primera vez la oportunidad de ver a las grandes figuras de la ACB (siempre y cuando no coincida con una retrasmisión del partido por TV), o cuando juegan contra un rival directo para eludir el descenso y faltan pocas jornadas para finalizar la liga.

- Los principales ingresos de los equipos (fundamentalmente Sociedades anónimas Deportivas) proceden de los derechos de televisión y de sus patrocinadores principales.

- Una gran parte de los clubs tiene una situación financiera complicada y sus deudas han llevado de momento a varios de ellos al concurso de acreedores, con la esperanza de que éstos les perdonen casi la mitad de la deuda, y por una simple deducción de lo antedicho todo quisqui se gasta mas de lo que tiene o ingresa con la esperanza de que ….(resulta complicado encontrar un razonamiento "lógico"…, pero supongo que…) con la esperanza de mejorar deportivamente involucrando en la faceta económica a no se que Ente público salvador nuevo (aunque para mí está claro que cada uno de los posibles han salvado, en su caso, al club afectado en mas de una ocasión y, con la crisis, el límite de aportación ha quedado congelado o ha decrecido) o a un ¿magnate interesado en el “negocio” del baloncesto?.

Con todo esto, salvo que estemos de acuerdo en que los clubs tienen el “derecho” a que Comunidad, Diputación, Ayuntamientos, Hacienda y Seguridad financien los equipos ACB, hay que echarle imaginación al tema y tratar de obtener mas ingresos a través del binomio televisión-publicidad (ya se pegaran después los clubs por como repartirse los ingresos generados).
Y es aquí donde creo que surge la idea de dar una vuelta de tuerca al sistema de competición.

La noticia aparecida del nuevo esquema de competición sin play-offs por el título y división de la liga en dos sub-ligas ACB al finalizar una primera vuelta se puede en mi caso la tomo como, por una parte, un sondeo del mercado, es decir, un intento de ver cual es la reacción de los posibles afectados (y aquí creo que es fundamental ver si las televisiones pugnan o no por la nueva idea lanzada al aire) y por otra parte, como un claro y serio aviso a navegantes de que la tarta no da para todos y que los ingresos en vez de aumentar disminuyen a marchas forzadas y solo pueden estar en la ACB los que sean capaces de ayudar de manera real a la generación suficiente de ingresos para mantenerla.

El cómo quede la competición, con perdón, creo que en estos momentos es lo menos importante (solo dos o tres equipos seguirán aspirando a ser campeones y el participar en una competición europea debería ser un derecho de quien lo consigue no solo con los resultados deportivos en las canchas, sino además de quien demuestra con sus cuentas que sabe administrar adecuadamente los dineros, sin gastarse mas de lo que puede ingresar, e igualmente solo debe mantenerse en la categoría quien tenga la capacidad económica para estar en la ACB sin generar deudas que, en otro caso, pagamos entre todos vía Entidades Públicas).

Por todo ello, sí al cambio en la competición ACB, ya que la cosa no puede ni debe seguir como está actualmente, y mucha imaginación para que el sistema de competición diseñado sea atractivo para el máximo posible de los equipos (si bien, teniendo claro cada uno el papel que juega en la ACB y de que a su vez necesita del resto para tener un sistema de competición nacional).

David Barrio: No.

Siempre hay que estar abierto a posibles evoluciones pero, en este caso, el problema de la ACB no es el sistema de competición, sino la venta del producto.

Contamos con la mejor competición del baloncesto FIBA, con algunos de los mejores equipos de Europa, habituales en las Final Four de Euroliga (con el Regal FC Barcelona como actual campeón), con jugadores de una selección Campeona del Mundo y de Europa y muchos de los mejores jugadores no-NBA del mundo, amén de tener varios de los entrenadores más cotizados del basket FIBA...

Está claro que, con todos estos ingredientes, parece que sabe a poco el plato cocinado si lo medimos en términos de audiencias y repercusión mediática, pero creo que la culpa no es del sistema de competición.

Pocas competiciones tienen la emoción y calidad de la Copa del Rey y, aún así, no conseguimos toda la atención que desearíamos los amantes del baloncesto, ni siquiera durante esos 4 días de puro espectáculo.

Con la ACB nos pasa parecido. Buen producto, carente sin embargo del gancho necesario, siendo además maltratado habitualmente por la televisión y otros medios generalistas o “deportivos” (lo entrecomillo porque realmente debería decir futboleros).

18 equipos de diferentes ciudades hacen que el baloncesto de élite llegue a gran parte de España. Si bien la crisis económica azota las arcas de nuestros clubes, debemos ser conscientes de que, mientras existan equipos compitiendo en Adecco Oro con expectativas y capacidad de subir a ACB, no sobra ningún equipo en la élite española. Aparte de los posibles descendidos, Santiago, Murcia, Burgos, Melilla, León o Cáceres son algunas de las ciudades que resultarían perjudicadas si disminuimos el número de equipos en ACB.

Se alega que las distancias son cada vez mayores o que incluso hay clubes que se han acogido a la Ley Concursal (lo cual no es negativo, sino una forma de sanear unas cuentas maltrechas por una mala gestión anterior), pero a la vez vemos como uno de ellos, el Blancos de Rueda Valladolid, se clasificó para la Copa del Rey como cabeza de serie. Aunque el margen para la sorpresa es reducido, no podemos pensar que un cambio en el sistema de competición va a hacer que los títulos dejen de decidirse entre los equipos más potentes.

Una Liga Regular que permita competir todos contra todos y llevar a los mejores equipos por toda la geografía nacional, una Copa del Rey abierta a las sorpresas que lleva asociado cualquier torneo de eliminación directa, y unos Play-Offs para decidir el campeón, dando emoción hasta el último día (lo que se perdería con su eliminación), es un sistema de competición que sigue siendo adecuado para nuestro baloncesto, permitiendo además a los mejores equipos compaginar su competición doméstica con la europea.

El sistema de competición es correcto: emocionante y abierto. Por ello, lo que debemos mejorar es la venta del producto, no disminuir el número de equipos ni cambiar un formato atractivo deportivamente.

Este artículo forma parte de nuestra sección de análisis "Datos a fondo", los cuales se publican el último miércoles del mes. Para no perderte ninguno síguenos en Twitter, Facebook o a través de nuestro RSS.

También puedes ayudarnos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de gente. Sólo tienes que hacer un clic en los iconos de abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchas gracias!

twitter facebook
One to one

Aviso legal, política de cookies y de privacidad

contacto muevetebasket | twitter | twitter MueveteBasket.es 2004/19

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo? aquí