logo MueveteBasket.es logo Ideal twitter

Plantillas    Estadística    Rankings    Camisetas NBA    Zapatillas    Libros   

One to one: ¿Merecen los ex jugadores ser promocionados rápidamente?

Cada día es más común ver a leyendas de nuestro deporte acceder a puestos de responsabilidad.

Juan Antonio Orenga
Juan Antonio Orenga es actualmente seleccionador nacional U19
Foto: FEB.es
MueveteBasket.es 14/05/2009

¿Se merecen los ex-jugadores que sean promocionados tan rápido como entrenadores o ejecutivos?

Jordi Martínez: Sí.

Basándonos en que los ex jugadores, en un alto porcentaje, son requeridos como segundas opciones o como recambio en situaciones complejas, veo acertado su fichaje como punto de vista de conocimiento no solo del juego si no del negocio. Grandes jugadores no implica grandes entrenadores pero si conlleva conocedores expertos del sistema (y no me refiero al juego táctico o incluso al entrenamiento) si no hablo de estructura de equipo, conocimiento de buena mano de la situación y las conocidas sensaciones que tiene sobre el jugador todo lo que decide un entrenador.

Sin duda es fácil pensar que por ser ex jugador tienes más opciones de llegar a equipos grandes sea como directivo o como técnico. En este caso por suerte el buen nivel táctico, técnico de muchos entrenadores en nuestro deporte nos ayuda a demostrar que si un club decide fichar a un ex profesional para llevar la manija de su equipo es porque aparte de conocer el juego y el deporte tiene el nivel táctico-técnico suficiente para poder rendir a alto rendimiento, que es lo que en un gran número de veces un directivo no decide fichar a un entrenador que seguro tiene las bases como Coach pero dudan en el aspecto más determinante en el profesionalismo, el conocimiento del mercado, las tablas ante la prensa y aficionados, y el ganarse el respecto de cuerpo técnico y jugadores por lo conseguido en su trayectoria como deportista.

El caso de los directivos también cabe pensar que el fichaje de ex jugadores viene muchas veces vinculado a los méritos conseguidos como jugadores y dar un premio a dicho jugador. Pero todos sabemos muchos casos que estos ex son fichados en casos muy peliagudos cuando la situación es crítica o no deseada. La mayoría de estos jugadores tienen grandes contactos y conocimientos evidentes del mercado y de los scoutings e incluso el precio real de un jugador, por ello es evidente que hay que apoyar el fichaje de estos expertos conocedores del tema.

La lista de fracasos o de situaciones sospechosas de jugadores acomodados en sus puesto en evidente, pero no cabe la menor duda que muchos de ellos hacen bien su papel. Por poner un caso y aunque no sea el más conocido si uno evidente, uno de los mejores jugadores de Europa, Dejan Bodiroga, querido en Madrid, amado en Barcelona, idolatrado en Atenas, acaba su carrera en Roma y director deportivo de la Lottomatica (supongo que menos adinerado que los anteriores) pese a ser un equipo que durante décadas no ha conseguido nada, Dejan se saca un equipo de la manga que llega a Segunda fase de la Euroliga, tiene opciones en la Lega y como no al Sr se le ve sufriendo a pie de pista por su club.

Somos un país de críticas fáciles, duras palabras y de demasiadas especulaciones pero sin duda estos "tíos" saben muy bien de qué va esto (BA-LON-CES-TO).


David Barrio: No.

Partamos de la base de que para poder desempeñar cualquier trabajo en la vida debemos tener una formación correcta, y que haber sido jugador de élite es sin duda un gran periodo formativo para muchos temas relacionados con el deporte profesional, pero, ¿es suficiente?

Creo que, en la mayoría de los casos, se promociona excesivamente rápido a exjugadores hacia cargos con responsabilidad en los Clubes, normalmente Clubes en los que han militado anteriormente. No puede ser que entrenadores como Xavi Pascual, Sito Alonso o Joan Plaza, con el currículum que tienen como ayudantes o primeros entrenadores de cantera u otros equipos, tengan que pasar una reválida cada semana sobre su capacidad para llevar un grupo, mientras otros como Orenga o Perasovic son aclamados por su afición desde el primer partido.

Desde luego, habría que analizar caso por caso y no es bueno generalizar, pero los exjugadores deben seguir con su proceso formativo para poder desempeñar funciones como las de entrenador o ejecutivo en la estructura de sus Clubes.

Ejemplos como el de Zan Tabak deben servirnos. Un exNBA que quiere dedicarse al mundo de los banquillos tras su retirada, comienza como entrenador ayudante, para así adquirir la formación necesaria y el bagaje suficiente como para poder enfrentarse en un futuro a situaciones de primer entrenador.

El haber sido un jugador de éxito, un icono para la afición, no es garantía de éxito en otras funciones, como se ha demostrado en muchos casos, y adquiere tintes verdaderamente peligrosos cuando se tiene más poder del necesario (¿acaso mejoró prestaciones el CAI tras la llegada de Alberto Angulo a su banquillo?).

Por ello abogo por una mayor formación de las personas que adquieren puestos de responsabilidad en la estructura de los Clubes, siendo los exjugadores piezas muy valiosas que se deben seguir aprovechando, pero siempre y cuando sigan los órdenes lógicos en su proceso formativo y específico para el puesto que van a ocupar.

Este artículo forma parte de nuestra sección de análisis "Datos a fondo", los cuales se publican el último miércoles del mes. Para no perderte ninguno síguenos en Twitter, Facebook o a través de nuestro RSS.

También puedes ayudarnos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de gente. Sólo tienes que hacer un clic en los iconos de abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchas gracias!

twitter facebook
One to one

Aviso legal, política de cookies y de privacidad

contacto muevetebasket | twitter | twitter MueveteBasket.es 2004/19

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo? aquí