logo MueveteBasket.es logo Ideal twitter

Plantillas    Estadística    Rankings    Camisetas NBA    Zapatillas    Libros   

Selección española femenina: no todo es Oro

El triunfo en el Eurobasket Francia 2013 de las senior no tapa su polémica convocatoria de jugadoras.

Amaya Valdemoro España
Amaya Valdemoro con la camiseta de la selección
Foto: A.Nevado / FEB
Andrés Coello 09/07/2013

Creo que no todo es oro en el primer puesto de la Selección Española de Baloncesto femenino en el reciente finalizado Campeonato de Europa.

A una selección senior deben ir los mejores y no jugadores, en este caso jugadoras, para formarse. Es mucho lo que hay en juego y el objetivo único es ganar. Para conseguir que las jugadores mejoren y progresen existen otras vías: concentraciones, campus, ligas de verano, operaciones altura, Siglo XXI... Con esto quiero decir que, desde mi punto de vista, que al campeonato no han ido las mejores jugadoras que podían ir. Por un lado se han reservado una serie de plazas para la formación de jóvenes talentos, por otro, se ha rendido pleitesía a las que fueron, pero lamentablemente ahora no son.

Analicemos más detenidamente estos 2 aspectos empezando por este último:

Está claro que tanto Elisa Aguilar como Amaya Valdemoro se encuentran en el declive de su vida baloncestística. No me parece mal que, en homenaje a toda una vida dedicada al baloncesto y a la Selección, formen parte del equipo y de este modo se les dé algún tipo de reconocimiento a nuestras dos grandes capitanas. Eso sí, el motivo debería ser público y claro, y por tanto ocupando los puestos undécimo y duodécimo en el orden prelativo de jugadoras.

El primer aspecto sí me parece grave. Se ha llevado a dos jugadoras, Queralt Casas y Laura Gil, probablemente de mucho futuro pero de menos presente en perjuicio de otras que, sin lugar a dudas, se encuentran en la plenitud de su vida deportiva.

Un Campeonato de Europa de Selecciones Senior no es el lugar apropiado para dar minutos a jugadoras que tienen que mejorar. Es mucho lo que hay en juego para andarse con experimentos. A una selección absoluta se tiene que ir a aportar, no a aprender. Es claro que, hoy por hoy, Marta Fernández, Nuria Martínez o Anna Cruz, por ejemplo, son jugadoras más hechas y que pueden aportar más que Queralt Casas. Lo mismo ocurre con Luci Pascua frente a Laura Gil.

Si para justificar le inclusión de estas jugadoras en formación se apela al “cambio generacional”’ que se necesita en nuestra Selección, hágase la apuesta fuerte, e inclúyase en el equipo a Leonor Rodríguez, una de las más firmes promesas de nuestro baloncesto, y dése importancia estas jugadoras jóvenes dándoles muchos minutos y de calidad.

Como se puede comprobar no se optó ni por una opción, incluir a las mejores, ni por la otra, hacer una apuesta firme de futuro, si no más bien por un “híbrido”, un “entre dos aguas” que, pese a todo, hay que reconocer que salió bien.

Pero, ¿qué razones subyacen para que desde la Dirección Técnica de la FEB se actuara así? Pues fundamentalmente dos:

La primera es la “factura” que la FEB se ha cobrado por el fracaso logrado en el anterior Europeo de Polonia 2011, donde nuestra selección pasó de aspirar al Campeonato a quedar en novena posición, cerrándosele así las puertas de la participación en los Juegos Olímpicos de Londres. Además del entrenador José Ignacio Hernández fueron depuradas Anna Montañana, quien ni siquiera fue a la concentración, y Luci Pascua y Anna Cruz, descartadas ya en la concentración. La lista se quedó ahí porque no hubo “bemoles” para ampliarla a Elisa Aguilar y Amaya Valdemoro. Caso sangrante es el de Anna Montañana, a quien no se convocó alegando que aún no se la veía recuperada de la lesión que sufrió en la temporada. Curiosa razón cuando Amaya Valdemoro tras su grave lesión ni siquiera tuvo sitio en Liga Femenina, teniendo que jugar en el Canoe de Liga Femenina 2 para preparar su incorporación a la Selección.

La segunda razón es que la inclusión de jugadoras con proyección, sin experiencia al más alto nivel, proporciona la excusa perfecta en caso de fracaso, apelando al ya tan traído y llevado cambio generacional. Aprendiendo así del error cometido en el anterior Europeo donde no se encontró excusa válida para justificar tan malo resultado.

No me digan que un quinteto formado por la excluidas Nuria Martínez, Anna Cruz, Marta Fernández, Anna Montañana y Luci Pascua pondría en bastantes apuros al mejor que se pueda formar con las jugadoras que obtuvieron el Campeonato Europeo este año.

Este artículo forma parte de nuestra sección de análisis "Datos a fondo", los cuales se publican el último miércoles del mes. Para no perderte ninguno síguenos en Twitter, Facebook o a través de nuestro RSS.

También puedes ayudarnos a que esta información llegue a la mayor cantidad posible de gente. Sólo tienes que hacer un clic en los iconos de abajo y compartirlo en alguna de tus redes sociales. ¡Muchas gracias!

twitter facebook
Liga Femenina

Aviso legal, política de cookies y de privacidad

contacto muevetebasket | twitter | twitter MueveteBasket.es 2004/19

Utilizamos cookies, ¿estás de acuerdo? aquí